TUÑÓN + ALBORNOZ ARQUITECTOS

x

x

OFICINA

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

OFICINA

Circo es una publicación editada por CIRCO M.R.T. Cooperativa de ideas, integrada originalmente por: Luis M. Mansilla, Luis Rojo y Emilio Tuñón.

Con la colaboración de José Luis Pedrera. Calle Artistas 59, 28020 – Madrid

Ilustraciones: Tuñón Albornoz Estructuras. Exposición COACM 2024.

Circo es una publicación editada por CIRCO M.R.T. Cooperativa de ideas, integrada originalmente por: Luis M. Mansilla, Luis Rojo y Emilio Tuñón.

Con la colaboración de José Luis Pedrera. Calle Artistas 59, 28020 – Madrid

Ilustraciones: Tuñón Albornoz Estructuras. Exposición COACM 2024.

2024. 231

SONIDO Y SENTIDO

CIRCO

TUÑÓN ALBORNOZ ESTRUCTURAS

EMILIO TUÑÓN ÁLVAREZ Y CARLOS MARTÍNEZ DE ALBORNOZ

SONIDO Y SENTIDO

EMILIO TUÑÓN Y CARLOS MARTÍNEZ ALBORNOZ

Conscientes de que la vida se basa en una continua mutación, a nuestro modo de ver, el pensamiento sobre la arquitectura, y sobre la vida, ya no trata de asentarse sobre un conjunto de verdades inmutables, fruto de una incansable búsqueda de perfección que ha acompañado a la humanidad desde sus orígenes.

Nuestra vida como especie se caracteriza por la ininterrumpida conversación que el ser humano establece con el mundo que le rodea; una conversación en la que las personas interrogamos al mundo, a los seres animados y a los seres inanimados, y el mundo, a su vez, nos interroga a nosotros.

En este mundo conversacional, no podemos dejar de hacer presente nuestra obsesión privada por hacer una arquitectura que, desde el optimismo de lo posible, trabaje sobre la igualdad y la diversidad, una arquitectura que trabaje sobre aquello que nos une y aquello que nos hace diferentes; una arquitectura, en fin, hecha para las personas, por las personas y con las personas.

Por otra parte, se debe hacer presente que la oscilación permanente de “sonido y sentido” propia de la conversación, tomando prestadas las palabras de Paul Valery cuando habla de la poesía, aplica en arquitectura a la vocación que esta tiene de ser una acción creativa mediada, o lo que es lo mismo, un “arte impuro”, citando en este caso al profesor Antón Capitel.

Un arte impuro que surge de una optimista coincidencia de obsesiones privadas, y necesidades públicas, como diría Richard Rorty hablando del conocimiento. Obsesiones privadas 

que son de carácter personal, y por tanto subjetivas, y necesidades públicas que derivan de lo que la sociedad, de forma supuestamente objetiva, reclama de la arquitectura, de las constricciones que son propias de la disciplina y de la realidad del entorno en el que se despliega nuestra actividad.

Así, la arquitectura que nos interesa reivindica una práctica más social, más participativa y más sostenible, en la que el pensamiento sobre el mundo, sobre la sociedad, sobre el medio ambiente y sobre las personas, debe ser el punto de partida de su capacidad para mejorar la realidad.

De este modo, lo social, lo participativo y lo sostenible deben constituir la urdimbre de una arquitectura donde las ideas luchan por transformarse en materia, y donde el arquitecto se siente constreñido por una realidad compleja y, a la vez, liberado de ésta.

Es por ello que la arquitectura que nos parece pertinente para este momento de cambio reclama una menor visibilidad, renunciando a convertirse en un simple embellecimiento de la realidad y aceptando el carácter de servicio a la sociedad que siempre tuvo.

Y aquí es donde se debe hacer hincapié en la vocación que la arquitectura tiene de priorizar lo posible sobre lo perfecto, de priorizar las ideas sobre las formas, de priorizar la ética sobre la estética, de priorizar el respeto a lo existente sobre la falta de respeto por lo existente, de priorizar lo colectivo sobre lo privado y de priorizar, en resumen, el nosotros sobre el yo…

TUÑÓN Y ALBORNOZ ARQUITECTOS

Artistas 59, bajo 28020, Madrid. España

| T +34 913 993 067 | madrid@tunonalbornoz.com |

EL croquins N 223

The new Lausanne headquarters of Swiss Radio and Television (RTS) will bring together different media, as well as fields of education and research. Four separate boxes of varying proportions support a disc-like volume suspended 8 meters above ground. On the ground, a glass wall connects the supporting volumes to create a transparent foyer surrounded by covered terraces, all open to the public. The boxes themselves offer the hardware for production, mainly multimedia studios with their control rooms and editing suites, as well as conferencing spaces and various other technical and educational facilites. The suspended horizontal field for editorial activity provides for virtually endless interconnectivity and flexibility over 6000 m2.

Year

Location

Type

Status

Surface

client

Collaborators

Award
Images

2014

Lausanne, CH

Office, Public, Media, 

Ongoing

40 500 m2

Société Suisse de Radiodiffusion et Télévision

Fehlmann Architectes, Bureau Bas Smets, Bollinger + Grohmann, Transsolar, Bureau Bouwtechniek, Jeroen Provoost, Ingeni SA, BCS, Les Eclaireurs, AZ Ingénieurs, MAB Ingénierie, Décibel Acoustique, Walters Storyk Design Group Basel

Kersten Geers, David Van Severen, Antonios Prokos, Giovanni Lazzareschi Sergiusti, Jacopo Lugli, Ivana Cobejova, Federico Taverna, Steven Bosmans, Bert Rogiers, Samuel Genet Aboucaya, Joey Swerdlin, Gasper Skalar, Nenad Đurić, Enea Facoetti, Justine Rossillion, Yuichiro Onuma, Andrea Panzeri, Michael Maminski, Tomas Tironi, Ronan Murray, Stefaan Jamaer, Yuki Fujita, Joschka Kannen, Andrea Pizzini, Hugo Mazza, Irini Peraki, Margaux Dequaire, Gregory Devaud, Riham El Moazen
Competition 1st prize
ArtefactoryLab

The new Lausanne headquarters of Swiss Radio and Television (RTS) will bring together different media, as well as fields of education and research. Four separate boxes of varying proportions support a disc-like volume suspended 8 meters above ground. On the ground, a glass wall connects the supporting volumes to create a transparent foyer surrounded by covered terraces, all open to the public. The boxes themselves offer the hardware for production, mainly multimedia studios with their control rooms and editing suites, as well as conferencing spaces and various other technical and educational facilites. The suspended horizontal field for editorial activity provides for virtually endless interconnectivity and flexibility over 6000 m2.

086. MUSEO HELGA DE ALVEAR

El único programa que tenía esta casa fue una petición de sus propietarios de que “cuando estemos fuera de la casa tengamos un deseo irrefrenable de estar dentro, y que cuando estemos dentro no podamos resistirnos a salir fuera de la misma”.

 

La casa domina con discrección el lugar, recostándose en la ladera natural junto a las hermosas encinas existentes y abriendo los ojos sobre el paisaje y la ciudad de Cáceres. Desde esta posición dominante la casa trata de ser respetuosa con el entorno natural-artificial, estableciendo vínculos formales y constructivos con el entorno próximo y el casco histórico de Cáceres.

 

En su ajustada dimensión, la casa quiere ser un palacio para sus usuarios. Este noble carácter se afirma tanto por la extrema sencillez de su organización, como por la rigurosa construcción tradicional de su volumen. Así, al exterior la casa se manifiesta como un sencillo volumen prismático de planta cuadrada, de 16m de lado, construido con muros de piedra de cuarcita cacereña. En cada uno de sus lados se disponen tres huecos de 2,10m enmarcados con piedra de granito extremeño de tono cálido.

 

En el interior se disponen nueve estancias cúbicas, de cuatro metros veinte centímetros de lado, que pueden acoger los diferentes usos de la vivienda: cuartos de estar, dormitorios, cocina y comedor. Entre estas estancias se ubican todos los espacios servidores de la casa como son los armarios y los aseos.

 

Cada uno de las nueve estancias se construye en dos estratos diferenciados: Un estrato inferior formado por un vaso de tablas de madera de roble, donde se ubicarán todas las instalaciones de la vivienda, y un estrato superior formado por una artesa de hormigón blanco, en la que no se ubicará ningún tipo de mecanismo ni sistema de iluminación.

 

Cada estancia se abre al exterior mediante ventanas de madera de roble de proporción cuadrada: las ventanas correderas en el zócalo de madera, de dos metros diez de lado, y las ventanas motorizadas situadas en la estructura de hormigón, de un metro cincuenta centímetros de lado.

 

En la parte posterior, enmarcado por las encinas y olivos, se dispone una plataforma abierta, donde hacer la vida al aire libre cuando los agentes atmosféricos lo permitan, con una pequeña alberca que servirá como piscina en verano.

 

En un nivel inferior, con acceso directo desde la calle, se disponen todo el programa complementario de aparcamiento, instalaciones, trasteros, etc.

 

Localización:

Cáceres (Extremadura)

Arquitecto:

Emilio Tuñón.

Cliente:

Junta de Extremadura y Fundación Helga de Alvear

Colaboradores:

Carlos Brage, Andrés Regueiro, Ruben Arend, Rosa Bandeirinha, Inés García de Paredes, Julia Díaz Beca

Estructuras:

Alfonso Gómez Gaite, Alfonso Redondo Gómez, GOGAITE INGENIEROS

Instalaciones:

Carlos Úrculo, ÚRCULO INGENIEROS

Arquitecto Técnico:

Sancho Páramo Cerqueira

Empresa Constructora:

VIAS

Fotógrafos

Luis Asín, Amores Pictures

Fecha del proyecto

2014

Inicio de obra

2015

Fin de obra

2020

Superficie

5.000m2

144 casa de piedra

El único programa que tenía esta casa fue una petición de sus propietarios de que “cuando estemos fuera de la casa tengamos un deseo irrefrenable de estar dentro, y que cuando estemos dentro no podamos resistirnos a salir fuera de la misma”.

 

La casa domina con discrección el lugar, recostándose en la ladera natural junto a las hermosas encinas existentes y abriendo los ojos sobre el paisaje y la ciudad de Cáceres. Desde esta posición dominante la casa trata de ser respetuosa con el entorno natural-artificial, estableciendo vínculos formales y constructivos con el entorno próximo y el casco histórico de Cáceres.

 

En su ajustada dimensión, la casa quiere ser un palacio para sus usuarios. Este noble carácter se afirma tanto por la extrema sencillez de su organización, como por la rigurosa construcción tradicional de su volumen. Así, al exterior la casa se manifiesta como un sencillo volumen prismático de planta cuadrada, de 16m de lado, construido con muros de piedra de cuarcita cacereña. En cada uno de sus lados se disponen tres huecos de 2,10m enmarcados con piedra de granito extremeño de tono cálido.

 

En el interior se disponen nueve estancias cúbicas, de cuatro metros veinte centímetros de lado, que pueden acoger los diferentes usos de la vivienda: cuartos de estar, dormitorios, cocina y comedor. Entre estas estancias se ubican todos los espacios servidores de la casa como son los armarios y los aseos.

 

Cada uno de las nueve estancias se construye en dos estratos diferenciados: Un estrato inferior formado por un vaso de tablas de madera de roble, donde se ubicarán todas las instalaciones de la vivienda, y un estrato superior formado por una artesa de hormigón blanco, en la que no se ubicará ningún tipo de mecanismo ni sistema de iluminación.

 

Cada estancia se abre al exterior mediante ventanas de madera de roble de proporción cuadrada: las ventanas correderas en el zócalo de madera, de dos metros diez de lado, y las ventanas motorizadas situadas en la estructura de hormigón, de un metro cincuenta centímetros de lado.

 

En la parte posterior, enmarcado por las encinas y olivos, se dispone una plataforma abierta, donde hacer la vida al aire libre cuando los agentes atmosféricos lo permitan, con una pequeña alberca que servirá como piscina en verano.

 

En un nivel inferior, con acceso directo desde la calle, se disponen todo el programa complementario de aparcamiento, instalaciones, trasteros, etc.

Ubicación

Cáceres

Arquitectos

Emilio Tuñón y Carlos Martínez Albornoz

Cliente

Privado

Colaboradores:

Albert Palazón, Victoria López Cabezas, Jose Miguel Martín, Inés García De Paredes, Miguel Cayuelas Del Barrio, Andrés Regueiro, Javier Chávez Muñoz y Julia Díaz Beca

Estructuras

Alfonso Gómez Gaite, Alfonso Redondo Gómez, GOGAITE INGENIEROS

Instalaciones

Carlos Úrculo, ÚRCULO INGENIEROS

Arquitecto Técnico

José Carlos Pozo

Jardinería y paisajismo

Benavides Laperche

Diseño de interiores

Diseño de interiores

Empresa constructora

FISSA

Fecha del proyecto

2015

Fin de obras

2018

Superficie construida

400 m2

The new Lausanne headquarters of Swiss Radio and Television (RTS) will bring together different media, as well as fields of education and research. Four separate boxes of varying proportions support a disc-like volume suspended 8 meters above ground. On the ground, a glass wall connects the supporting volumes to create a transparent foyer surrounded by covered terraces, all open to the public. The boxes themselves offer the hardware for production, mainly multimedia studios with their control rooms and editing suites, as well as conferencing spaces and various other technical and educational facilites. The suspended horizontal field for editorial activity provides for virtually endless interconnectivity and flexibility over 6000 m2.

The new Lausanne headquarters of Swiss Radio and Television (RTS) will bring together different media, as well as fields of education and research. Four separate boxes of varying proportions support a disc-like volume suspended 8 meters above ground. On the ground, a glass wall connects the supporting volumes to create a transparent foyer surrounded by covered terraces, all open to the public. The boxes themselves offer the hardware for production, mainly multimedia studios with their control rooms and editing suites, as well as conferencing spaces and various other technical and educational facilites. The suspended horizontal field for editorial activity provides for virtually endless interconnectivity and flexibility over 6000 m2.

The new Lausanne headquarters of Swiss Radio and Television (RTS) will bring together different media, as well as fields of education and research. Four separate boxes of varying proportions support a disc-like volume suspended 8 meters above ground. On the ground, a glass wall connects the supporting volumes to create a transparent foyer surrounded by covered terraces, all open to the public. The boxes themselves offer the hardware for production, mainly multimedia studios with their control rooms and editing suites, as well as conferencing spaces and various other technical and educational facilites. The suspended horizontal field for editorial activity provides for virtually endless interconnectivity and flexibility over 6000 m2.

2014

Lausanne, CH

Office, Public, Media, 

Ongoing

40 500 m2

Société Suisse de Radiodiffusion et Télévision

Fehlmann Architectes, Bureau Bas Smets, Bollinger + Grohmann, Transsolar, Bureau Bouwtechniek, Jeroen Provoost, Ingeni SA, BCS, Les Eclaireurs, AZ Ingénieurs, MAB Ingénierie, Décibel Acoustique, Walters Storyk Design Group Basel

Kersten Geers, David Van Severen, Antonios Prokos, Giovanni Lazzareschi Sergiusti, Jacopo Lugli, Ivana Cobejova, Federico Taverna, Steven Bosmans, Bert Rogiers, Samuel Genet Aboucaya, Joey Swerdlin, Gasper Skalar, Nenad Đurić, Enea Facoetti, Justine Rossillion, Yuichiro Onuma, Andrea Panzeri, Michael Maminski, Tomas Tironi, Ronan Murray, Stefaan Jamaer, Yuki Fujita, Joschka Kannen, Andrea Pizzini, Hugo Mazza, Irini Peraki, Margaux Dequaire, Gregory Devaud, Riham El Moazen
Competition 1st prize
ArtefactoryLab

150. CASA BLANCA

 

Como un volumen similar al de un puente de mando de un barco, asomándose al movido mar verde de los crecidos árboles de la zona, la casa blanca se construye optimizando al máximo las alineaciones oficiales de una pequeña parcela ubicada entre poderosos bloques de adosados en un barrio al noroeste de la ciudad de Madrid.

 

Cuatro cuadrados alineados en planta construye una estructura residencial abstracta, y flexible a la vez, que crece en altura por apilamiento de tres plantas iguales y diferentes ensartadas por una escalera metálica helicoidal. Las necesidades de la propiedad se han ido transformando con el paso del tiempo, mientras se realizaba diseño y se llevaba a cabo la construcción de la casa. De este modo lo que en un principio eran espacios expectantes, capaces de acoger cualquier tipo de uso doméstico, han ido agogiendo diferentes usos, y diferentes nombres, de acuerdo a las necesidades de espacio cambiantes de una familia en crecimiento.

 

En planta baja de la vivienda se ubican el pequeño vestíbulo y los espacios sociales: una cocina, como lugar de encuentro, y un amplio lugar de estancia volcado al patio jardín.

El vestíbulo, en el que la estructura helicoidal de la escalera metálica cualifica el espacio, disuelve sus límites con las estancias adyacentes, anti­cipando así lo que ocurrirá en las plantas superiores.

 

El acotado espacio entre la construcción y los límites del solar se va transformando en cada uno de los laterales, acogiendo funciones diversas: un ajustado espacio para el automóvil, un recorrido lineal de acceso, un espacio para reunirse junto a una alberca rodeada de vegetación, un recoleto lugar para comer entre una línea de árboles, etc. Todos estos espacios perimetrales son colonizados visualmente desde el interior de las estancias de planta baja dilatando así su tamaño hasta los límites de la propiedad.

 

Emplazamiento:

Aravaca, Madrid

Arquitecto:

Carlos Martínez de Albornoz

Cliente:

Privado

Colaboradores:

Javier Chávez

Estructuras:

Alfonso Gómez Gaite, Alfonso Redondo Gómez, GOGAITE INGENIEROS

Instalaciones:

Carlos Úrculo, ÚRCULO INGENIEROS

Arquitecto Técnico:

José Luis Mateo García

Jardinería y paisajismo:

Fernando Martos

Diseño interior:

Tuñón y Albornoz Arquitectos

Empresa constructora:

Core Construcciones

Fecha de proyecto:

2016

Final de las obras:

2019

Superficie construida:

300m2

170. CASA PAREDES SAAVEDRA

La Casa Palacio Paredes-Saavedra es una fortaleza urbana de reducido tamaño situada dentro del recinto amurallado de la ciudad de Cáceres. Construida entre los siglos XV y XVI se organiza en tres plantas, en torno a un pequeño atrio asimétrico interior, y cuenta con un patio en su parte posterior. La casa es resultado de una concatenación de espacios construidos en distintas épocas; una concatenación que ha ido conformando una organización asimétrica de muros de carga estructurales -su torre, desmochada en tiempos de los Reyes Católicos, puede ser considerada como un elemento significativo de la arquitectura civil cacereña-.

La reforma de esta casa palacio se realiza para alojar once habitaciones, complemento de las catorce existentes en el del Hotel Atrio Relais Chateaux. Las nuevas habitaciones se adaptan de diferente forma a los espacios existentes en el edificio, tratando siempre de sacar el máximo partido a éstos así como a sus condiciones específicas.

La intervención se basa en el respeto a la estructura existente, incorporando una arqui¬tectura contemporánea de madera que vaya cubriendo sus superficies como una vesti¬menta interior: en planta baja, mediante bóve¬das encamonadas de madera; y en plantas superiores mediante artesonados, también de madera.

La reforma define con claridad una suce¬sión de espacios en diagonal que discu¬rren desde la calle Ancha a la calle San Pedro: el zaguán abovedado -en el que se ha incluido una obra (site-specific) del artista José Pedro Croft-; el atrio asi¬métrico -con una sucesión de bóvedas de ladrillo que se apoyan sobre dos columnas dóricas-; y el patio exterior ajardinado, con una pequeña alberca.

Para mejorar el perfil de la ciudad, espe¬cialmente en la calle Ancha, se comple¬menta la intervención con el recrecido de la torre. La reforma y rehabilitación de la Casa Palacio Paredes-Saavedra trata de pensar la ciudad desde los presupuestos que la hicieron posible, si bien, imaginando cómo esto podría ser llevado a cabo en nuestra época.

La reforma propone una intervención respetuosa con el carácter del lugar, y que conviva con su entorno con digni¬dad, tradición y contemporaneidad.

Emplazamiento:

Cáceres, Calle Ancha 3, Extremadura

Arquitectos:

Emilio Tuñón y Carlos Martínez de Albornoz

Cliente:

Privado (Restaurante Atrio. San Mateo Hotel s.l.)

Colaboradores:

Javier Chavez, Julia Díaz Beca, Inés García de Paredes, Catarina Pereira, José Ramón Rodriguez y Gador Potenciano

Estructuras:

Alfonso Gómez Gaite, Alfonso Redondo Gómez, GOGAITE INGENIEROS

Instalaciones:

Carlos Úrculo, ÚRCULO INGENIEROS

Arquitecto Técnico:

Sancho Páramo Cerqueira

Empresa Constructora:

Placonsa

Artista site-specific:

José Pedro Croft

Fotógrafos

Luis Asín

Fecha del proyecto

2018

Comienzo de obra

Diciembre 2019

Final de obra

Octubre 2022

Superfice construida

1.500 m2

183. CASA DE LADRILLO

La casa, construida en una parcela cualificada por los destacados pinos de su esquina nordeste y por la silenciosa cercanía del Monte del Pardo en su cara norte, se organiza a partir de la construcción de tres volúmenes independientes: el volumen cúbico de la vivienda, un bloque lineal destinado a aparcamiento cubierto —en cuya cubierta se sitúa un mirador sobre el Pardo—, y un pequeño cenador cubierto por una pérgola.

 

Los tres volúmenes estructuran los espacios ajardinados en cuatro bandas diferenciadas: la banda de acceso —con la enigmática pre¬sencia de los altos pinos—; un patio ajardinado, situado entre la vivienda y el mirador —que habilita el acceso a la vivienda—; una amplia pradera, con la pérgola al fondo —profusamente rodeada de arbolado—; y el área de la piscina, situada en un nivel inferior del jardín para garantizar la intimidad de los bañistas.

 

El volumen cúbico de la vivienda, organizado con un sistema de tres grandes huecos por planta, se despliega en tres niveles: la planta superior, que recoge los dormitorios de la familia; la planta baja, en la que se sitúan las zonas comunes; y la planta inferior, que con un amplio patio inglés arbolado incluye las dependencias auxiliares.

 

La planta cuadrada de la vivienda se estructura a partir de una forma en cruz que acoge las comunicaciones verticales y horizontales, mientras las habi¬taciones se ubican en los cua¬drados de las esquinas.

 

Los paramentos exteriores se construyen de ladrillo artesanal de color arena, rejuntado con mortero de cal, mientras que los vierteaguas, cornisas y otros remates se materializan con pie¬dra berroqueña de la Sierra de Madrid. Por último, los paramen¬tos interiores se realizan con jabelga y paneles de madera de roble; y los pavimentos, conti¬nuos y de color arena, con cemento blanco y arena local.

Emplazamiento:

Aravaca, Madrid, España

Arquitectos:

Emilio Tuñón y Carlos Martínez Albornoz.

Cliente:

Privado

Colaboradores:

Javier Chávez Muñoz, Inés García de Paredes, Julia Díaz Beca, Borja Ruiz, Marta Borrás, Juan Burgos

Estructuras:

Alfonso Gómez Gaite, Alfonso Redondo Gómez, GOGAITE INGENIEROS

Instalaciones:

Carlos Úrculo, ÚRCULO INGENIEROS

Arquitecto Técnico:

Sancho Páramo Cerqueira

Jardinería y paisajismo:

Fernando Martos

Diseño interior

Casa Muñoz

Empresa constructora

Zimenta Obras y Proyectos

Fotógrafo

Luis Asín

Fecha de proyecto

2018

Final de las obras

2021

Superficie contruida

800 m2

186. OFICINAS DE ARQUIA BANK

Las nuevas oficinas de Arquia Bank y la Fundación Arquia se instalan tras la fachada de un edificio industrial situado en la calle Tutor de Madrid que a principios del siglo XX acogía una empresa de artes gráficas.

La nueva construcción de cuatro plantas que alberga este edificio administrativo se oculta discretamente tras la fachada protegida, escalonándose exteriormente para dejar los restos de la antigua imprenta en primer plano. Con ello, se favorece la escala y la luminosidad de este tramo de la vía urbana sin afectar a la sección actual de la calle.

En el nivel de acceso, un vestíbulo de escasa dimensión en planta se eleva hasta la cubierta de la primera terraza. En su techo se abre un lucernario que introduce luz sobre el ámbito de entrada. Varias dependencias de la planta pri­mera se abren al vestíbulo, jugando asimétrica­mente con los huecos de la fachada existente. El vestíbulo da paso al núcleo de comunicación vertical y al espacio multifuncional, volcado al pequeño jardín trasero, dispuesto en el patio de manzana.

En las plantas superiores se ubican los espacios administrativos, luminosos y abiertos a las dife­rentes terrazas ajardinadas. Paredes y techos se cubren con tablilla de madera lacada en blanco, como si de un barco se tratara.

La fachada protegida, de ladrillo pren­sado, marca la construcción de las fachadas escalonadas, así como la fachada posterior que da al patio de manzana. Todos los paramentos se perforan con grandes huecos, de escala casi industrial, estableciendo vínculos con la construcción que algún día existió en este mismo lugar. La intervención quiere ser un sencillo homenaje a aquellas pequeñas indus­trias que se desarrollaron en esta zona de Madrid a principios del siglo pasado; y también, hacerse eco del respeto que sus ciudadanos sienten por su humilde pasado industrial.

Emplazamiento:

Madrid, calle Tutor 16

Arquitectos:

Emilio Tuñón y Carlos Martínez Albornoz.

Cliente:

Arquia Bank

Colaboradores:

Inés García de Paredes, Julia Díaz Beca, José Ramón Rodríguez, Nicolo Franchetto

Estructuras:

Alfonso Gómez Gaite, Alfonso Redondo Gómez, GOGAITE INGENIEROS

Instalaciones:

Carlos Úrculo, ÚRCULO INGENIEROS

Arquitecto Técnico:

Sancho Páramo Cerqueira

Paisajismo:

Benavides Laperche

Empresa Constructora

San José

Carpintero

Carpintería La Navarra

Fotógrafo

Luis Asín

Fecha de proyecto

2019

Comienzo de obra

2020

Final de obra

2022

Superficie construida

1.800 m2

193. CABAÑA DE PIEDRA Y TEJA

El único programa que tenía esta casa fue una petición de sus propietarios de que “cuando estemos fuera de la casa tengamos un deseo irrefrenable de estar dentro, y que cuando estemos dentro no podamos resistirnos a salir fuera de la misma”.

 

La casa domina con discrección el lugar, recostándose en la ladera natural junto a las hermosas encinas existentes y abriendo los ojos sobre el paisaje y la ciudad de Cáceres. Desde esta posición dominante la casa trata de ser respetuosa con el entorno natural-artificial, estableciendo vínculos formales y constructivos con el entorno próximo y el casco histórico de Cáceres.

 

En su ajustada dimensión, la casa quiere ser un palacio para sus usuarios. Este noble carácter se afirma tanto por la extrema sencillez de su organización, como por la rigurosa construcción tradicional de su volumen. Así, al exterior la casa se manifiesta como un sencillo volumen prismático de planta cuadrada, de 16m de lado, construido con muros de piedra de cuarcita cacereña. En cada uno de sus lados se disponen tres huecos de 2,10m enmarcados con piedra de granito extremeño de tono cálido.

 

En el interior se disponen nueve estancias cúbicas, de cuatro metros veinte centímetros de lado, que pueden acoger los diferentes usos de la vivienda: cuartos de estar, dormitorios, cocina y comedor. Entre estas estancias se ubican todos los espacios servidores de la casa como son los armarios y los aseos.

 

Cada uno de las nueve estancias se construye en dos estratos diferenciados: Un estrato inferior formado por un vaso de tablas de madera de roble, donde se ubicarán todas las instalaciones de la vivienda, y un estrato superior formado por una artesa de hormigón blanco, en la que no se ubicará ningún tipo de mecanismo ni sistema de iluminación.

 

Cada estancia se abre al exterior mediante ventanas de madera de roble de proporción cuadrada: las ventanas correderas en el zócalo de madera, de dos metros diez de lado, y las ventanas motorizadas situadas en la estructura de hormigón, de un metro cincuenta centímetros de lado.

 

En la parte posterior, enmarcado por las encinas y olivos, se dispone una plataforma abierta, donde hacer la vida al aire libre cuando los agentes atmosféricos lo permitan, con una pequeña alberca que servirá como piscina en verano.

 

En un nivel inferior, con acceso directo desde la calle, se disponen todo el programa complementario de aparcamiento, instalaciones, trasteros, etc.

 

Localización:

Cáceres (Extremadura)

Arquitecto:

Emilio Tuñón.

Cliente:

Junta de Extremadura y Fundación Helga de Alvear

Colaboradores:

Carlos Brage, Andrés Regueiro, Ruben Arend, Rosa Bandeirinha, Inés García de Paredes, Julia Díaz Beca

Estructuras:

Alfonso Gómez Gaite, Alfonso Redondo Gómez, GOGAITE INGENIEROS

Instalaciones:

Carlos Úrculo, ÚRCULO INGENIEROS

Arquitecto Técnico:

Sancho Páramo Cerqueira

Empresa Constructora:

VIAS

Fotógrafos

Luis Asín, Amores Pictures

Fecha del proyecto

2014

Inicio de obra

2015

Fin de obra

2020

Superficie

5.000m2

200. CASA DE GRANITO

Esta casa se acomoda sobre un solar en pendiente ubicado en los montes de San Lorenzo de El Escorial, tras una gran peña de piedra y a media ladera, entre el camino de Peguerinos y la calle de los Castaños. La vegetación del solar, con pinos en la parte baja y robles en su parte más alta, hace presente la condición típicamente serrana del lugar. La casa quisiera ser ejemplar en cuanto a la forma en la que se debería intervenir en este interesante entorno protegido.

En su pesada materialidad, de gruesos muros de granito, la construcción hace gala de su condición serrana conformando una poderosa atalaya de piedra que abre sus ojos al luminoso paisaje de las Machotas y el Monasterio de San Lorenzo.

Sobre la pronunciada pendiente del solar, la vivienda se organiza en tres plantas escalonadas: el nivel inferior, acoge el área de invitados; la planta intermedia, los dormitorios familiares; y la planta superior, con cuatro grandes balcones abiertos al paisaje, el espacio destinado a la zona de estar, comer y cocinar.

El volumen masivo de la construcción de piedra, con sus profundos huecos cuadrados, se contrapone con dos ligeras pérgolas metálicas que constituyen artefactos termodinámicos elementales. La primera pérgola, ubicada sobre una terraza abierta hacia el valle, dibuja en el aire una retícula abstracta, permitiendo con su trazado hacer presente la volumetría escalonada de la vivienda. La segunda, ubicada en el lado que vuelca hacia la montaña, construye el delicado umbral entre robles que da acceso a la vivienda a través de cuatro puertas correderas.

Toda la construcción se lleva a cabo con cantería de piedra de granito de la sierra de Madrid, reciclada de otras construcciones. Los huecos se enmarcan con grandes piezas de granito de extracción, con generosas carpinterías de roble nacional.
El solar se trata de forma natural, manteniendo los árboles existentes y cubriendo las superficies con vegetación y arbolado autóctonos. El tra¬tamiento del terreno se basa en la restauración de un paisaje antropizado, para así aproximarlo a la naturaleza geológica y botánica propia de la sierra de Madrid.

Emplazamiento:

San Lorenzo del Escorial, Madrid

Arquitectos:

Emilio Tuñón y Carlos Martínez de Albornoz.

Cliente:

Privado

Colaboradores:

Inés García De Paredes, Julia Díaz Beca, Nicolo Franchetto, José Ramón Rodríguez, Lucía Sáenz Mayoral

Estructuras:

Alfonso Gómez Gaite, Alfonso Redondo Gómez, GOGAITE INGENIEROS

Instalaciones:

Carlos Úrculo, ÚRCULO INGENIEROS

Arquitecto Técnico:

Sancho Páramo Cerqueira, Cristina Nicolás Soto

Jardinería y paisajismo:

Benavides Laperche

Carpintero

Carpintería La Navarra

Diseño interior

Tuñón y Albornoz Arquitectos

Empresa constructora

Soldeser

Fecha de proyecto

2021

Final de las obras

En construcción

Superficie construida

800 m2